NOTAS

“DELE PARA ADELANTE Y NO MIRE PARA ATRÁS”

     Una vez escuché a un cantante decir: -que la vida es una tómbola, como también escuché la automatización de una espera por una gran oportunidad.  Eso nos lleva a la gran pregunta... ¿Qué es realmente importante?  Aparte de la salud física, espiritual y mental, los sueños. 

 

     Las aspiraciones son lo que le dan sentido al camino y a la vida misma y siempre serán criticados por quienes no se quieran arriesgar.  Al final cuando se obtiene el resultado, el mismo será juzgado y se establecerán dos alternativas; se escuchará el sonoro sonido de la frase de los que saben mucho y no saben nada, decir “Te lo dije”, en vez de admirar el hecho del intento, o por el contrario escucharas la frase es “Es que había capacidad para eso y más”.  Por eso es importante que al pasar el tiempo reflexionemos ante quienes nos rodean y respetemos a quienes siempre nos han apoyado, más importante que llegar solos, es llegar juntos. 

 

     Recientemente un chico que conocí cuando yo tenía 24 años y él tenía 13 años pasó por el cuestionamiento del ¿Por qué?  Sin embargo, sus buenas costumbres y Fe, su comunicación con Dios le dieron luz ante la aparente vergüenza de lo inesperado. Escenario diferente pero colosal, para mí un Messi-sismo se estaba formulando en el camino. Como cuando la neblina se apodera del firmamento y la soledad en la oscuridad del campo se adueña de todos, ante la ejecución de la decisión tomada que desconcertó el escenario de lo que nos consagramos.

 

     Inmediatamente los valores, y principios, la humildad del hogar, el recuerdo de saber de dónde vienes, te levanta y surge la luz que ilumina el camino para decirte para donde vas, el no tener un dólar encima, la necesidad, la conversación en la introspección con el yo, la duda, como la seguridad estaban buscando el crepúsculo de la noche. Los actos de una experiencia recorrida, la elegancia en los mercados empezó un fichaje de conversaciones donde el oído atento apuntaba a la esperanza de un porvenir lleno de Fe, Entusiasmo y Esperanza. Al que no querían, y desecharon como impureza, y quemaron transformándolo en una ceniza, por la voluntad del Todopoderoso se convertía en una especie única, que perecía quemándose ante la desconcertante salida de un principado desarrollado por su guía.

 

    Hoy de entre las cenizas, de esa experiencia como el misticismo griego, resurge apuntando a dejar un pasado atrás con un cuerpo despedazado por el qué dirán, se reincorpora ante el nacimiento de su propio señorío. 

Los símbolos de transformación del ser humano son sorprendentes, ante la oportunidad del quien apoya a los nuestros en su resiliencia, este nuevo enlace con miras a un olimpo, donde lo que estamos simplemente respetamos la decisión también desconcertante de echar para adelante juntos buscando llegar lejos en el firmamento. Seamos agradecidos con el que se desconcierta al ser el elegido, mantiene firmeza en su apoyo, y se convierte en sol lleno de esperanza para un Puerto Rico que está buscándose a sí mismo.

     Dele para adelante y cuando tenga inseguridad, si alguna mire a su familia.  Dios le hablará, es momento de no mirar para atrás.

Juan Carlos Aponte